Continúa la investigación por presunta violencia de género que se sigue contra Fabio “la Mole” Moli, después de que su pareja solicitó, ante la Fiscalía de Río Segundo, un pedido de restricción.

Fuentes del Ministerio Público Fiscal informaron que están en plena etapa de recolección de pruebas y que el próximo paso es la citación del exboxeador, quien será llamado a declarar.

Al recibir la denuncia por amenazas y lesiones leves, el fiscal Diego Fernández imputó a Moli, pues así lo establece el protocolo. También determinó la restricción física de la pareja en un radio de al menos 300 metros.

El caso trascendió y la mujer –cuya identidad se resguarda como medida de protección– se retractó públicamente. Sin embargo, la investigación continúa por tratarse de un delito de interés público.

Los hechos

El caso tomó trascendencia después de que M. G. se presentó en la Unidad Judicial de Río Segundo. Luego se dirigió al Polo de la Mujer, dependiente del Ministerio de Justicia de Córdoba, para la evaluación de riesgo, como establece el protocolo. Posteriormente, el fiscal Fernández imputó al mediático exboxeador por lesiones leves y amenazas. Y el caso se propagó cuando el Ministerio Público Fiscal informó el caso el jueves pasado.

Al día siguiente, M. G. minimizó la denuncia en un video casero y Moli negó los hechos.

“No sé qué me pasó, me agarró el ataque. Fui a pedir una restricción, pero no una denuncia”, afirmó la mujer en el video. “Fabio no me tocó”, agregó, y dijo que estuvo internada por neumonía. No por golpes.

En diálogo con El Doce, “la Mole” dijo que discutió con su pareja, pero negó la golpiza: “Ella dijo que no quería estar más en mi casa y que me puso la restricción a 300 metros. Y escuché que estaba golpeada, que estaba internada. Todas mentiras”.

Para denunciar violencia de género

144 en todo el país

0800-888-9898 en Córdoba